lunes, 26 de enero de 2015

Una Vez Mas - Capitulo 58








Senti como los medicos estaban todos preocupados a mi alrededor, yo estaba segura de que nada malo me pasaria, estaba mas tranquila por mi y por mi hija que por Peter. Eugenia entro a la sala de parto, justo antes de que me inyectaran. 

-La, estoy con vos. 

-Gracias. -La mire con los ojos cristalinos y se puso el tapa bocas para estar junto a mi. Tomo mi mano y no se separo ni un segundo. 

¡NO! ¡NO! POR FAVOR, NO ME DEJES IR . ¡Estoy aqui! Por dios, escuchenme. Empece a golpear todo como loco, ya los recuerdos de apoco se borraban, no estaba sintiendo mas nada que aquella sensacion vacia de estar desapareciendo. Me sente a observar lo poco que podia ver al respecto de la vida de afuera, mi vieja intentando saber que me pasaba, mi viejo llegando y abrazandola. Entonces escuche, "Su novia esta por dar a Luz, no puede morir" hicieron impacto aquellas maquinas corrientes que solo me causaban cosquilas para reanudar mi pulso pero no habia caso, o eso decia el doctor. 

-Vamos a ponerte sedante Lali. 

-¡NO! ¿Por que? 

-Dicen que estas complicada La, te van hacer una cesaría.  -Respondio Eugenia, mire en sus ojos el miedo, tanto el suyo como el mio. Solo asenti ante aquella sugerencia y me deje llevar. Ya nada podia estar peor, mas que saber que en cualquier momento yo me iba detras de Peter. 

-Esta bien. -Dije sujetandole las manos fuerte a Eugenia y la enfermera me puso la mascarilla que olia a fresas , mis ojos poco a poco empezaron a cerrarse hasta no sentir absolutamente nada. 

Recobre el sentido pocos segundos de haber sentido las placas frias del "Shock" mire hacia los lados y ya no estaba vacio, habian cosas que me ayudaban a recordar el porque tenia que luchar contra todo lo que se me venia. 

"Te amo, eso nadie lo va a cambiar"  las palabras de Lali despues de cenar unas noches antes del accidente. 
"No eres mi viejo, pero eres lo mas cercano que tengo de una familia, te adoro." Decia Alai antes de irse de viaje, recorde muchas cosas. Podia pasarme la vida mirando aquellos momentos en los que fui feliz y lamentarme o simplemente buscar una salida. 

-No estamos seguros de si pase de esta noche. -Dijeron los docores a mis viejos, lo que escuchaba, porque estaba ahi, pero nadie se daba cuenta. El sollozo de mi mama se escucho hasta en el cielo, yo no me podia sentir peor por creer que no puedo hacer nada. Entonces mi viejo corrio a llamar a mis hermanos, los papas de Lali estaban llegando y hablaron acerca de mi hija. -Estan haciendole una cesaria, ahora.

-¿Que?- Dije al vacio. Mi hija, estaba por nacer y yo aca. Me levante y empece a pegarle a las paredes, a los pequeños televisores que aun pasaban recuerdos, recuerdos que quiero tener para toda la vida. 

-Entonces, ¿Que haces aca? .-Dijo esa voz que tanto concia. 

-¿Lali? -Alce la mirada. 

-Bueno, eso parece. No estoy segura de si esto es un sueño, pero Peter, por favor... no me dejes. No ahora, tenemos tantas cosas por delante. -Me levante del suelo y corri abrazarla.

-¿Que tengo que hacer? No se, te juro que no se. No se como volver. 

-Peter , ahora estoy por dar a luz a nuestra hija, de nuestro amor, de eso tan grande que tenemos. Yo te juro, que no hay nada en el mundo que quiera mas que estemos los 4 como familia. 

-Y yo. 

-Entonces, peleala... Peter. Ahora, mas que nunca. 

Mi corazon se detuvo , o eso senti, las luces de apoco se fueron apagando y Lali solo se desvaneció ¿Que pasa? me preguntaba mientras intentaba consegui a Lali. 

-El corazon de Lali se detuvo. -Dijo Eugenia, a mis viejos y a los de Lali...

Cinco años despues...

Recuerdo haber abierto los ojos y estar confuso, no saber si todo lo que me paso había sido un sueño.

-Mi amor. -Dijo Lali a lo lejos. 

-Mi amor. -Corri abrazarla y la alce entre mis brazos. 

-Hey, -sonrio- Buenos Dias, ¿Que pasa? 

-Pasa que te amo. -La rodee con mis brazos y la bese. 

-Estabas recordando lo que nos paso, ¿Cierto? -Asenti ante su pregunta. 

-Lo sabia, estabas hablando solo, venia a despertarte porque llego Nico y Euge con Rufina, vinieron a que salieramos a comer. 

-Hoy, mañana, siempre... quiero estar con vos, con mi hija y con Alai, no hay nada en el mundo que quiera mas. 

-¿Ni Megan Fox?  -Sonrio. 

-Ni Megan Fox.. Me voy a duchar, ¿Si? Decile que nos esperen. 

-Va. -Me beso y se retiro. 

Me saque la ropa y me meti a la ducha, habia despertado de aquel sueño que me recordo porque estoy aqui , vivo y con mi familia todavia. 

Flashback: 

-¿QUE? -gritaron los padres de Lali. 

-Ya esta bien, tuvo a su hija, es hermosa. Tiene el lunar de Peter.  -Dijo Eugenia. 

-¡Ay! la tengo que ir a ver. -Corrio la mama de Lali hasta la sala de parto junto a Carlos, su esposo. 

-Me dejan hablar con Pedro un momento.  -Agrego Eugenia. 

-Si, dicen que no sabe si pasan de esta noche. -Mi vieja comenzo a llorar, Eugenia entro a la habitacion y recuerdo estar intentando abrir los ojos. 

-Peter, haceme un favor recontra pelotudo, levantate ya de esa cama, tenes una hija que necesita a un padre, una familia que atender, una novia que te adora, unos amigos que te esperan y unos padres que no vivirian sin vos. Asi que ya, dejate de joder, lo hiciste mucho tiempo. -Unas lagrimas corrieron por su mejilla. - Por favor Peter. 

Volvi a nacer desde el momento en el que abri los ojos despacio y mire a Eugenia mirandome fijamente al pecho.

-¡Ufa! Me siento fatal. -Dije. 

-¿PETER? -Sonrio al mismo tiempo que lo grito..-DOCTOR!! Mira recontra hijo de la mil... vos me volves hacer pasar este susto y te vas a ir derechito al otro lado sin escala, me escuchaste Pendejo?  -Asenti.- Te quiero idiota. -Me abrazo y los doctores entraron junto a los enfermeros. 

Me revisaron, sacaron a Eugenia, escuche como les daba la noticia a mis papas y a mis hermanos que estaba ahi. Amigos y claramente a los papas de Lali que habian regresado para decir que todo estaba bien. 

-¿Y? -Pregunte. 

-Como si nunca hubieras pasado por nada. Es tan extraño. 

-Me siento bien, creo que no dormire por unos diez años. -Sonrei.- 

-¡JA JA JA! Cuidese, a veces las recaidas son las peores, no habra vuelta atras. -Abrio la puerta.- Pueden pasar. 

Termine de ducharme, sali de el baño, me sente sobre la cama, me cambie acomode algunas cosas y senti como la puerta se deslizaba poco a poco. 

-¿Puedo? -Pregunto Allegra. 

-Pasa. -Dije sonriente.- ¿Por que tienes esas cara enana? 

-Porque mama no me quiere poner el vestido rosado. 

-Mi amor, pero si mama dice que no es... 

-Que no. -completo la frase y sonrei.-

-Veni y dale un beso a papa. -Beso mi mejilla y me abrazo. 

-Te quiero Pa. 

-Y yo mi todo. -La subi a la cama para alzarla de upa y llevarla junto a mi a la sala. 

-Peter. -Dijo Nico. - Hasta que salis, dale que hoy juegan los pumas, vamos. 

-Voy, voy. -Sonrei.- ¿Alai? 

-Nos alcanza alla. -Respondio Lali.

Eugenia me abrazo y salimos todos de la casa, a comer en casa de Gaston. Camino a casa de Gaston mientras las niñas jugaban Lali hablaba con Euge y Nico me seguia diciendo lo importante que era el juego de hoy, segui recordando. 

Continuacion de Flashback: 


-Peter. -Dijo mi mama, abrazandome..- te amo , te amo. -me beso toda la mejilla y mis hermanos mas atras corrieron abrazarme, era lo lindo de ser el del medio, cuando me registraban era siempre para cosas buenas. Mi viejo me abrazo y los papas de Lali tambien. 

-Estoy bien, si van a preguntar. 

-Eso lo tiene que decir un doctor. -Dijo Mi mama. 

-Lo se, pero me siento bien. ¿Lali? -Pregunte. 

-Pitt, pasaron muchas cosas... -Dijo Euge evitando mi pregunta. 

-Se todo lo que paso o la gran mayoria, ¿Esta bien? ¿Mi hija? 

-Hermosa,- respondió Euge.- además de el parecido que tiene a vos. -sonrió.

-La quiero ver. 

-Hijo, acabas de salir de un co... -No deje que terminará con la frase cuando la interrumpi. 

-La quiero ver, las quiero ver. 

-¿Puede doctor? -Pregunto mi viejo.  

-Si, pero dejen que pasen a su novia a una habitación. 

-Yo voy a ver eso. -Dijo majo, la mama de Lali, carlos la siguió y mis hermanos salieron. 

-nos dejan solos. -Dijo mi mama.

Todos claramente obedecieron y salieron. Hasta Eugenia que me dio un beso en la mejilla antes de salir y dijo: "Si nos vuelves a dejar, te fajo" le Sonrei y salió.

-¿Como te sientes?

-Como nuevo. -Le respondí a mi mama. 

-Hijo, ¿sabe que te amo? 

-Lo se ma... -me interrumpió.

-Pase lo que pase, yo voy a estar para ti. 

-Gracias. Lo se ma, te amo. 

-Y yo. -Beso mi frente y agrego: -Yo sabía que ibas a estar bien. 

-¿Como? -Pregunte. 

-Instinto de madre. 

Ahora pienso en todas las cosas que pase fue por algo, era reencontrarme con todos y cada uno de las personas que me rodean, pero sobre todo las últimas palabras de mi mama.

-El amor a veces es tan fuerte que ni la muerte, ni la ciencia podría romper un pacto tan grande. -año comprendí el sentido de sus palabras hasta que continuo.- Dos almas saben que están destinadas cuando hasta en el más allá, se recuentan para amarse una vez más. - Salió de la habitación y entro el enfermero con la silla de ruedas, me llevaría a ver a Lali y a mi hija. 

-¡Papa!

-¿Que pasa amor?

-¿Me cargas?

-Claro.

Ya en la casa de Gastón. Junto a Lali , Nico , Rocío y Eugenia hicimos un brindis  y nos sentamos en el patio a observar como jugaban nuestros hijos.

-están tan grandes. -Dijo Euge. 

-La nena está cada día más hermosa, hija mía tenía que ser. -Dijo Nico en forma de chiste, a lo que Euge le pegó en la cabeza también por juego. Todos nos reímos y seguimos. 

-Y, son la luz de nuestra vida. -dijo Gastón.

-Es así. -Respondió Rochi. 

-Bueno, es lindo saber que ellos también tendrán amistades eternas. -Dijo La, escuchamos la puerta, Lali se levanto abrir, sabíamos que era Alai. Ellos siguieron charlando y seguí recordando. 

Flashback:
Dos horas después. 
—Lali, tenemos una sorpresa para ti.-Dijo Eugenia , yo estaba afuera con majo 

—¿Que? ¿Allegra , esta bien?

—Si, si. -Dijo Gaston. Entonces abrieron la puerta y llevaron a Allegra en su camita.

—Mirala - Dijo Lali. - Gracias, por la puerta mire como la mantuvo en brazos y les decía: —Se parece tanto a Peter. -se encogió de hombros y suspiro largó y tendido. 

—¿Listo? -Dijo majo a lo que asentí. -Vamos. -abrió por completo la puerta. —Permiso. -Dijo antes de avanzar... Gastón y Eugenia se vieron y despacio dijeron "sorpresa" Lali alzó la mirada hacia su mama y al bajarla me miro a mi. 

—¿Peter? -sus ojos se llenaron de lágrimas.- mi amor. -Eugenia sostuvo a Allegra y gaston me ayudo a levantar. 

—Mi amor. -me abrazo fuerte y luego como si nuestros labios supieran perfectamente que se extrañaron , nos besamos ente sus lágrimas y la felicidad. —Te amo. 

—Yo te amo más, te amo te amo. 

—¡TIERRA LLAMANDO A PETER!

—¿Que paso? -sonreí. 

—Alai trajo a su novio. -Dijo Lali. 

—¿Que novio? Esta muy pendeja, ¿dónde esta? 

Todos se rieron ante mi reacción y salieron detrás de mi. 

—Grandote, escúchame mi novio está allá afuera y quiere hablar con vos. 

—¿sobre? Nena, tenes 17 años, que te pensas? Estas pequeña para tener novio. 

—Peter! -dijo Lali sonriendo. 

—no, no. Que quiere?- Dije. 

—No te pongas así Peter. 

—Dale, Hacelo pasar. -respondí. 

—si lo vas a matar, voy por los chicos. -dijo Gastón. Rocío le pegó en la cabeza y Alai hizo pasar a su "novio" y Lali me tomo del brazo.

—Te calmas. -me dio un beso y entro el chico. 

—Hola, buenas. -dijo tímido. 

—Nombre aplido, edad, que quiere con Alai?

—Alan Capechi, 18, todo. -la miro.

—Hey, Hey. Respeta. -Agregue. 

—Peter. -dijo Lali. 

—Que me querías decir?

—Que... -miro a alai- estoy enamorado de Alai y que quiero salir con ella si usted me deja señor.

—a donde? -mire a Alai nerviosa.

—al cine, señor.

—la va a cuidar? -asintió.- la lleva temprano a casa, entende?

—¿enserio? -Dijo Alai. 

—Si, anda pendex 

—ay, te quiero te quiero -me abrazo y beso en la mejilla y justo cuando iban saliendo se tomaron de la mano. 

—eh , eh! Sin tocar y nada de beso hasta los 20 he -grite 

—Basta Pitt; mira que tu eras...

—Solo con vos... -sonreí. 

Regresamos a la mesa, los niños jugador, nosotros ahí , charlando. 

—Hey, quiero darles una notica, ya que estamos todos. -Dijo Lali. 

— ¿Que pasa amor?

—Bueno emm, creo que -sonrió-  te amo Pit lo sabes, no? -asenti.- bueno, emmm...

—Dale La, decile. -Dijeron rochi y Euge a la vez. 

—OKEY. Estoy... Embaraza... 

—¿Que?-sonreí.-

—estoy embarazada Pitt, vamos a tener otro hijo. 

—VAMOOOO TODAVIAAAAAAAAAA!!! -grite.- te amo te amo te amo! Gracias, soy el hombre más feliz que pisó la tierra. 

—Ya Peter, bajame. Te amo aun más. 

Todos se levantaron a felicitarnos, el timbre sonó otra vez y llegaron Tincho junto a cande. 

—¿nos perdimos la noticia?

—Si. -sonrió la. 

—igual felicidades amiga, les deseó siempre lo mejor.- nos abrazo y felicito. 

—Bueno man , déjenme decirles que nosotros también vamos a ser papas. -dijo Tincho. 

—¿Me jodes? 

—¡no! 

—vas a ser mama cande? 

—si, chicas. 

Bueno, entre todasana familias felices los finales de cuento y las cursilerías estábamos nosotros, con nuestra historia.

—Te amo. 

—¿Tenemos un final feliz? -dije.

—Un comienzo sin final, mejor.

—Te elijo una vez más, hoy mañana y siempre. 

—Para siempre...

Fin.



Hola, perdon por no haber subido antes dije que si subia lo subia completo. Bueno capaz no es lo que esperan pero intento. Jajaj, espero les guste de corazon y mas alla de todo espero que lo disfruten... enserio. Estemmm nada, eso gracias por siempre leer por los que estan y los que no. 

A Daniela, por siempre estar ahi cuando quise dejar mas de una vez la novela y por todo... gracias. 

Espero sus comentarios, saludos @allyouneedista.

Una Vez Más - 57



Tome fuerte su mano y recuerdo despertar en una habitación blanca y vacía, no había nada alrededor más que la camilla fría. 

—¿Que pasa? -Pregunte al vacio.-¿Hay alguien? ¡CARAJO! ¿dónde estoy? -Grite desesperado, algo se encendió en una de las paredes de aquella habitación , entonces la vi. Era Lali, estaba cambiada, cabello largó, un poco más grande y tenía esa sonrisa hermosa que nadie podía borrar, estaba entrando a una habitación de un hospital, solo observaba su rostro, no había más nada. 

—¿Ya entendiste?-Dijo aquella voz conocida.


En ese momento comprendí que no tenía que salvarla a ella, me tenía qe salvar a mi. Todo había sido tan diferente desde que descubrí que el que se estaba por morir era yo. 

Ella no había muerto y yo estaba en coma. Viviendo algo subreal creyendo que tenía que salvarla. 

—¿Por que no me dijiste? -Le dije a Tic desde el momento que apareció. 

—Porque no puedo interferir. Tenías que darte cuenta solo, Peter. Algunas de las cosas que pasaste intentando salvar a Lali ya las habías pasado. El rugby, el cumple años de ella... Alai. Era tan obvio además del echo de que solo tu me podías ver. No te parece... Extraño?

Parecía coherente lo que decía, sólo que no me terminba de encajar.

—¿Y que tengo que hacer?

—Reaccionar. ¿Todo te lo tengo que decir? ¿que te motivó todo este tiempo.? 

Esa era una gran pregunta. Pensé un poco en lo que me estaba pasando, mi única motivación era Lali. Yo creo que todos nacemos para alguien, estar destinado, tener un amor real de esos que acomodan tu vida de un día para el otro. Esa persona que hacia todo eso era Lali. El hecho de no verla más me hizo enloquecer. 

—Lali. -Respondí. 

—Hay algo más. 

Entonces recordé... El mensaje de voz de Lali "estoy embarazada" ¿era cierto? ¿era mi imaginación? Me voy a volver loco.

—¿Esta embarazada? -Le pregunte suave y pausado. 

—¿Que crees tu? 

—Creo que todo esto es una locura. Debo de tener un mal sueño. 

—Yo pienso que es más fácil negar la realidad y creer algo que no es. ¿no? Sos un cobarde lanzani. Pensé que serias más fuerte para luchar por esa persona a la que le das y le diste todo. 

—¿Que quieres de mi? 

— ¡QUE REACCIONES! Yo soy ese subconsciente que vive en ti. Yo no existo, solo en tu cabeza. Busca una solución por ti mismo, el tiempo se acaba. 

Todo se puso raro y solo escuche la voz que más quería escuchar. 

—¿Lali? -Grite. 

—Es Lali. Escúchala... 

"... No, no puedo entender como no vas a estar en el nacimiento de tu hija. Quedan poco día mi amor. Por favor, reacciona. Yo se que me escuchas, se que estas ahí, lo siento. Peter Hacelo por mi, por tu hija... Por nosotros. Volve..."  

—¿es niña? 

—Lo es. Está por nacer, no puedes perderte. Peter, lucha.. 

Esas últimas palabras retumbaron en todo mi ser. Todo de repente se volvió fui y blanco. No había tiempo, tenía que buscar una salida, tenía que estar ahí para Lali para mi hija para mi familia. 

—¿sigue sin reaccionar? 

—Si china; no puedo más. -La abrace fuerte y rompí en llanto. -Eugenia se dio vuelta y se dirigió a Peter- a ver pendejo, te levantas de esa cama si o si... Ok? 

Las palabras de Eugenia las escuche clarito. Estaba encerrado en mi cerebro, pero tenía que hacer algo para que supieran que estaba aquí, que voy a regresar. Empece a gritar fuerte, hasta quedarme sin voz casi. 

—Te voy ayudar. -Dijo Tic. O lo que sea que viene a hablarme. 

—¿Como? 

—se llama terapia de shock. -sonrió- tomo sus manos las froto y se conectó con las mías, sentí como se movía mi cuerpo. 

Claudia había entrado a la habitación. Seguía con esperanzas de que Peter reaccionara , como todos. 

—Hola La. -beso mi mejilla y se dirigió a Peter. —Hijo, te amo. -Beso si frente y se sentó. 

—sigue sin haber avances. -Le dije. 

—Voy por café -acoto Eugenia. 

—Haz provado hablarle de tu embarazo?

—día; tras día. -Respondí a Claudia. 

—¿Los dejo solos?

—Si, voy a intentar con algo más. 

Claudia salió de la habitación. Quede sola con Peter, me senté a su lado y empece a hablarle de todo lo que había pasado sin el. 

—Mi amor. -sonreí- no sabes cuando extraño tenerte cerca. Sentir tus abrazos, tus besos. -era inevitable que las lágrimas corrieran por mi rostro- te extraño. No sabes cuanto, ya están todas tus cosas mudadas a nuestra casa, Gastón me ayudo con la habitación para Allegra. ¿Te acordas? Así decidimos ponerle a nuestra hija, aunque no sabíamos que venía. -tome su mano y la coloque sobre mi panza- estoy segura que va a tener tus ojos y ese hermoso lunar que adorna tu rostro. Tienes que estar aquí, para verla nacer, verla crecer. Para enseñarle a andar en bici y de rugby. Para que vea esos hermosos ojos verdes que tienes... 

Las palabras de Lali hicieron efecto en mi  o en lo que quedaba de mi en su mundo. Según sentí logre mover mis dedos me costó porque me siento cansado, nada bien. 

—No te esfuerces mucho, no tienes energías para estas cosas. 

—Y ¿que hago?

—Desealo. 

—¿Me escuchas amor? -ssus dedos de movieron otra vez. - ¡DOCTOR! -Grite- ¿alguien que me ayude? 

Pronto llego una enfermera que me separo de el. Hizo algunos exámenes su rostro no me gustaba. 

—¿Pasa algo?

—señorita necesito que se retire de la habitación por favor. ¡por favor!

—¿Que pasa? ¡Dígame!

—Lo perdemos. 

"lo perdemos" —¡NO! Tic,  ¿que hago? ¡por favor! 

Enseguida mis ojos se llenaron de lágrimas, vi mi vida pasar por un televiso como si fueran canales de tv. Tic solo desapareció diciendo: "La vida nos tiene escrito un destino, las personas un borrador." 

—¿Que pasa? -Corrió Eugenia soltando el café.—¡Lali! 

—¡Se nos va! -Dije mientras me refugiaba en los brazos de Euge. 

Sentí como ya no podía más con el dolor que me abordaba en el cuerpo, lo siguiente fue sentirme totalmente mojada y mirar la expresión de Eugenia diciendo: —¡Rompiste fuente!

Aún no estaba lista, no sin Peter. No quería afrontar esto sin el. Las enfermeras corriendo a la habitación de Peter solo me enloquecieron más. Eugenia llamo a un doctor, pronto estaba en una silla de ruedas con Eugenia llamando a mi familia y Claudia llorando sin saber de Peter. Cerré los ojos , porque no quería saber lo que pasaba a mi alrededor mis manos rodearon mi panza y  dije: —Todo va a estar bien. Lo respeto hasta creérmelo y jamás paso. 

Una vez mas - capitulo 56


Todo parecía marchar bastante bien. No paso mucho desde la última vez que hablamos Peter y yo acerca de lo que tenía que pasar, supongo que el destino se trata de eso, esta escrito y nada lo puede cambiar. 
Miraba su preocupación atraves de sus ojos era inevitable el se sentía vulnerable al igual que yo. 
—Pitt, voy a lo de Cande, ¿venís?
—Sabes el pánico que tengo de que salgas, de que salgamos. -Se encogió de hombros y me miro. 

—Peter, no podemos estar toda la vida encerrados preocupados por si nos va a pasar algo. -Sonreí intentando calmarlo.—Te necesito conmigo! 

Resoplo fuerte y tomo mi mano. —Esta bien. Un rato, ¿si? 

—Si Juan Pedro. 

—¡bien! -Beso mi mejilla y tomo las llaves del auto para irnos a casa de Cande.

Peter manejo con aquel cuidado como si supiera cual fuera el día del accidente. Sus manos estaban frías y tensas igual que su mandíbula que cada vez se marcaba más.

—podíamos caminar. -dije encendiendo la radio.

—son 8 kilómetros Mariana. 

—es mejor que verte manejar así. 

—tu querías salir. 

—no vamos a discutir ahora Juan Pedro. 

—Tienes razón , ¡no! 

Apago la radio de mala gana y siguió con sus ojos en el camino. Llame a Eugenia para decirle que iba cerca y que le avisará a Cande , ella también estaba tensa por todo esto; pero era normal. Decidí no prestarle atención. 

—¿me vas a dejar aquí? 

—Si , Alai quiere que vaya por ella. 

—¿Que no estaba bien? -pregunte. 

—todo esta bien. -Beso mi frente y me baje del auto justo frente a la casa de Cande. 

Vi como el auto se retiró mientras candela me abría. Al entrar note que algo malo pasaba porque estaban todos con cara de velorio, bueno, una mas para las "cosas malas que tienen que pasar" ¿no?

—¿Pasa algo? 

Todas se miraron la cara y se sonrieron, era como si algo me oclutaran pero estaba bien, yo podia vivir con eso definitivamente. 

—Nada, -dijo Euge.— Queriamos asegurarnos de que estes bien. 

—Si se van a poner como Peter, no gracias. En serio, tienen que aceptar que lo que va a pasar, pasara y punto. 

—Esta bien, no te enojes. -Dijo Cande.— ¿Jugo de naranja? -Asenti y la tencion en la habitacion bajo. 

Camino a buscar a Alai, aparecio el. Siempre con su inoportunidad a reclamar el tiempo que le pedi. No me sentia listo para enfrentar semejante responsabilidad, mas sabiendo que Lali esta embarazada. 

—¿Que pasa ahora? 

—Te acordas que te dije que tu tiempo se acercaba?  -Asenti.— Bueno, es ahora Peter... 

—Explicate, porque no te entiendo media mierda, ¿Sabes? 

—No , se nota que no has entendido nada. -Chasqueo los dedos y apago las luces del camino. 

—¿Que pasa? 

—Pasa que tuviste todo este tiempo para darte cuenta de algo, de algo que ni siquiera sospechas, empiezo a creer que o eres ciego, sordo , mudo o definitivamente, no quieres ver mas allá de tus narices. 

—Segun vos, que tengo que ver. .-Frente. 

—Que las cosas no son como crees, tienes dos dias, si no te das cuenta Peter, no puedo hacer mucho mas por ti. 

—Entendido.. -El solo descaparecio y las luces del camino volvieron a funcionar. 

Busque a Alai en casa de su amiga, subio al auto. Estaba callada y pensativa, supongo que algo le paso. 

—¿Quieres hablar? -Nego encogiendose de hombros.— Esta bien, pero, puedo poner musica, ¿No? 

—No. 

—Oh, hablaste. ¿Que te pasa? 

—Nada. 

—Chica de pocas palabras, algo te pasa. 

—Te dije que Nada Peter, quiero estar con vos y con Lali, nada mas. 

—Uh, Lali esta en lo de cande, ¿Te llevo? 

—No, entonces me quedo con vos. 

—Bueno, pero que te dio? 

—Nada, deja de preguntarme ¿Si? 

—Esta bien señorita, gruñona. ¿Helado?  -Asintio y me encamine por sus helados favoritos. 

Cada vez que Tic aparecia, mas ultimamente me dejaba con un vacio bastante tenso, cosa que no sentia antes de que apareciera supongo que tiene que ver con que se que se acerca el final y que por mas que no quiera no lo puedo evitar, me frustra y mucho. 

—¿Que vamos hacer hoy? -Pregunte a Cande que encendia el televisor junto al DVD. 

—Vamos, a ver una pelicula, como los viejos tiempos. 

—Chicas, basta. NO ME VOY A MORIR. -Ambas quedaron en shock al ver mi reaccion. 

—¡Genial! Que buena noticia, eso ya lo sabiamos Mariana. -Dijo Euge. 

—¿Entonces? 

—Nada, solo queria que pasaramos tiempos todas , juntas. 

—Se me hace extraño. -Dije mirandolas. 

—Esta bien, hace lo que quieras, me chocas. -Dijo Cande revoleando los ojos. 

—Bueno, esta bien, me calmo. 

—Si mejor. -Recalco Euge. 

—¿Que vamos a ver?  -Pregunte. 

—El fantasma del amor. -Respondio Cande de inmediato. 

Durante toda la pelicula no pare de pensar ni un segundo, el ver como ella perdia a su amor y el hacia todo para que se diera cuenta que el nunca la dejaria, me partia el alma. Supongo que tiene que ver con que yo tambien haria algo asi, justo lo que hizo Peter, no debe ser facil para nadie. 

A mitad de pelicula las chicas se durmieron y yo aproveche para mandarle un mensaje a Peter, necesitaba saber como estaba y disculparme por mi actitud de antes. 

¿Estas bien? Perdon por como me comporte antes, no es facil para mi saber lo que va a pasar. 

—Estoy bien. Para mi tampoco, menos que te pongas a la defensiva, te amo... no soportaria el solo pensar perderte de neuvo. 

No vas a perderme, nunca mas. 

—Buenas noches

Buenas Noches. 


A la mañana siguiente recorde lo que me dijo Tic, que es lo que estaba tan obvio que ni siquiera podia ver. Eran las 10 am, iba a ir por Lali y luego a Almorzar con Alai y La. Claramente. 

Me duche, me cambie tome las llaves del auto y me fui por Lali, durante el camino no deje de pensar ni un segundo, entonces puede ser que no sea lo que yo pienso, quizas quien va a morir esta vez ¿Soy yo? no me quiero volver loco con todo esto, mejor disfruto cada instante junto a ellas y ya esta. 

—Estoy afuera. -Decia mi mensaje hacia Lali. 

—Chicas, me voy. Llego Peter, las adoro, perdon por lo de anoche. 

—No te preocupes medio metro, te adoramos. Avisanos cuando llegues a tu casa, ¿Si? 

—Si. -Me despedi con un beso y un abrazo y sali. 

Peter me estaba esperando afuera del auto por lo cual cuando lo vi corri a sus brazos, lo bese para saludarlo y nos subimos al auto. 

—¿Por que tan efusiva? 

—Porque te amo. Eso me basta. 

—Bueno, a mi tambien. 

—¿Que vamos hacer? 

—Ir por Alai, escribele, dile que vamos en camino que este lista. 

—Listo. 

Entonces, en el camino ocurrio, La noche se hizo tensa, eran las 10 am cuando recien salimos de casa de  Cande, algo pasaba. 

—¿Que pasa? 

—No lo se. -Respondio Peter— Tic, me dijiste que tenia dos dias mas. 

—¿Dos dias mas? ¿Para que ?- Le pregunte. 

—Insiste en que lo que va a pasar no es lo que creemos que va a pasar... -Me miro aterrorizado. 

—¿Que se supone que va a pasar? 

—No lo se. 

Entonces, no hubo mucho que hacer, el auto perdio todo sentido, las curvas se hicieron mas peligrosas a medida de que avanzara y continue intentando maniobrar todo. 

—Peter, no me sueltes la mano, por favor. 

—¡No lo hare! 

Como por arte de magia, paso, el auto no freno, solo maniobre pero no hubo otra opcion que caer al vacio, se repetia la historia, ya nada volveria a ser igual si fracasabamos. 

Conitnuara....



miércoles, 7 de enero de 2015

Una vez más - Capítulo 55


Peter me había dejado en casa de Eugenia, estaba Cande y Mery que cuando lograba salir de sus viajes estaba ahí para nosotras. 

Antes tenía muchas dudas de ella , me parecía de poco códigos que viniera justo a "enamorarse" de mi novio, pero ahora todo es tan diferente que se que nada nos puede separar a Peter y a mi. Además de que la conozco bien, se que no se metería entre nosotros.

¡Mariana! -Grito candela.- ¿Nos estas escuchando? 

—¡Claro! -Respondi observando sus reacciones. 

—no nos esta escuchando. -Dijo Euge mirando a Mery. 

—¿Pasa algo? -Pregunto Mery. La verdad es que si, aunque no estaba segura de que me pasaba exactamente me sentía extraña. 

—¡No! -Respondí y de inmediato , casi automático comencé a balbucear.- No se, no tiene importancia.

—Uh, la cosa esta fuerte entonces. -agregeo mery.- Dale , Soltalo. 

Entonces recordé la razón del porque me sentía así. Antes de "reconciliarme" con Peter, estuvimos juntos. Soy de cuidarme pero pasaron cosas que de repente no sabía que iban a pasar y...

—No me va bajado. -dije inclinado la cabeza. 

—¡Mariana! -las tres abrieron los ojos cual sartén al huevo. 

—¿Que? No me siento rara, ni nada. Sólo.... 

¡ESTAS EMBARAZADA! -Grito cande. 

Tenía lógica lo que decían pero, yo no me sentía mal. Lo contrario, estaba tan bien que no recordé ni que tenía que estar "menstruando" desde hace unos días. 

—Tenemos que salir de esa duda ¡ya! -Dijo Eugenia. 

Mery se ofreció a ir a la farmacia , compro lo que tenía que comprar y bueno, de ahí a la casa. 

—¿Que es? -Pregunte ingenua. 

—Un masturbador. -Dijo Eugenia entre risas. Si algo adoraba de María Eugenia Suárez era su humor, a todo le tenía un chiste y a todo le sacaba gracia. El día que la China te dijera algo en serio, tiembla porque lo que dice, lo cumple. 

—Una prueba de embarazo Lali. -Dijo Mery sacudiendo la pequeña cajita de arriba abajo. 

—¿Es... necesario?

¡si! -Repitieron en coro. Me encogí de hombros y camine hasta el baño, tenía la cajita en mis manos pero la verdad tenía miedo de la respuesta, aún más sabiendo que Peter y yo tenemos ese futuro espantoso que tenemos que enfrentar. 

Abrí la cajita, hice lo que tenía que hacer y espere. Si creen que esperar 9 meses a tener un hijo es mucho, es porque seguramente no han pasado por la prueba de embarazo casera, son los cinco minutos más largos de toda tu vida. 

—¿Y? -Me miro con intriga Eugenia, observe sus expresiones y realmente estaban ansiosas de saber el resultado. 

—no lo se. Emmm, me parece que... Emm... Lo deje ahí, viste, no se que salió, vean ustedes y me dicen. 

—¡JA JA JA! BOLUDA, ¿estas nerviosa?-Dijo cande.

—Y un poco de eso hay.

—Bueno nena, tenes que empezar acostumbrarte a la idea...-Dijo Euge, solo mire sus ojos brillantes al ver el resultado en aquel aparato.- Estas embarazada, amiga. 

Entre las risas y el "Felicidades" de todas y cada una de ellas, las lagrimas tomaron paso en ese momento. No es que no queria tenerlo es que no era el momento , por todo lo que pasaria, pero aun asi es una bendicion y estoy totalmente feliz. 

—¿Le vas a decir a Peter, no? ¡LLAMALO!

—¡NO! Esas no son cosas que se dicen por telefono, boluda. 

Mientras Cande y Mery discutian sobre como le diria a Peter la gran noticia, yo simplemente no paraba de pensar y de hacer planes, porque las cosas no iban a ser nada faciles.

—Se pueden calmar un poco, no ven que esta asustada. -Dijo Euge. 

—Aterrorizada, diria yo. -Agrego Cande. 

—No pasa nada La, ademas, Peter te ama y no hay mujer que ame mas que a vos. 

—Lo se, ese no es el problema. 

—¿Y cual es? 

Exacto, ¿cual es el problema? quizas el hecho de que todavia no sabemos que va a pasar con ambos, o que realmente no importa lo que pase, vamos a ser papas. Ahora mas que nunca necesitaba de alguien que me diga, tienes que hacer esto, esto y esto. No me siento lista para todo lo que se viene. 

—Amiga, estamos para ti igual. ¿Okey? 

-Okey. -Sonrei. 

La noche paso lento o por lo menos yo lo senti asi, Peter me habia escrito para avisarme que habia llegado pero en este momento mi cabeza esta en otro lado, Mery ya dormia, Cande no paraba de platicar con el amigo de Peter, Tincho y Euge, estaba acostada tambien. El techo era una gran vista ahora. Ademas me ayudaba aclarar ciertas ideas, ¿no? 
A la mañana siguiente la primera en Despertar fui yo, a pesar de que para dormir me costo, me desperte. Hice el desayuno, cafe, jugo y tostadas. Peter pasaria por mi a las 10 am, asi que me duche y me puse algo de ropa que tenia en casa de Euge todavia.

—Estoy abajo. -Anunciaba un mensaje de Peter. Tome mis cosas, puse una nota sobre la mesa abri con delicadeza y me retire. 

—¡Buenos Dias! -Sonrio Peter. 

—¡Buenos Dias! -Sonrei imitandolo. 

—¿Estas bien? -Dijo Sospechando, me conoce lo suficiente. 

—Mas que bien. -Respondi y me subi al auto. 

—Alai se fue a casa de una de sus amigas, asi que... -sonrio- Tenemos la casa sola, para los dos, toda la noche. 

—Eso es bueno. 

—Eso es mas que bueno -Dijo.- Quiero que sea una noche especial, asi que haz lo que tengas que hacer, que yo preparare todo. Esta noche, estaras secuestrada por mi. 

—¡Genial! Entonces, soy toda tuya. -Dije sonriente.- ¿Me dejas en lo de mi mama? -Pregunte. 

—Si, pero primero vamos a desayunar, tienes que alimentarte Mariana. 

Nos desviamos hacia un cafe que habia cerca de la casa de Euge y nos sentamos a desayunar. Peter hablaba acerca de las cosas felices que pasarian si nos casaramos y vivieramos juntos, eso que aun no sabe de mi estado, sera lindo decirle, va a ser un excelente padre, lo se. 

¡Ejem...! 

Perdón Pitt, estoy en otra. 

—Ya se. ¿Estas pensando en....? -No deje que terminara la oración cuando ya mi cabeza lo negaba. 

—¿Entonces? 

—nada, nada importante. 

—Voy hacer que te creo por esta vez, -Mis manos pasaron a las suyas y el dijo: Va a estar todo bien.

Últimamente escuchaba mucho esa palabra. Supongo que le quieren dar "poder" pero een fondo los dos sabemos que las cosas no van a ser fáciles, así que... 

—Bueno, vamos a llevarte a lo de tu mama, aprovecha y los invitas esta noche, van a venir mis hermanos y mis papas. 

—¿tanto protocolo? 

—Si, La. -la curvatura de el labio de Peter se inclinó en una sonrisa perfecta haciendo ver sus dientes perfectamente alineados y nos fuimos. 

Llegando a lo de mi vieja, Peter me dejo un beso y quede junto a ella. Sólo estaba mi mama que saludo eufórica a Peter, algo no me cerraba. Me daba esa sensación de que todos sabían algo que yo no. Se despidieron con un: 

Nos vemo esta noche.  

De parte de mi mama. Entramos a la casa, extrañaba el olor a mate cocido de su parte. 
Nos sentamos en aquel patio inmenso donde crecí. 

—¿Pasa algo hija? -Pregunto mi madre mientras se metía el pico de el mate en la boca.

—Nada. Es que es raro que te lleves tan bien con Peter. 

—¿Eso era lo que querías no? Además, es un gran chico, se nota que te quiere. Hija, hay que aprender a diferenciar y aceptar la felicidad del otro. -Sonrió como si algo supiera.- ¿Te hace bien? ¿estas enamorada?

¡muy! -sonreí espontáneamente.- es que , no imagino una vida sin el mama. 

—Esa sonrisa es la que quiero ver siempre hija. -Su mano la paseo por mi espalda y seguimos hablando. 

Ana había llegado a la casa, nos saludo hubo a Santino y a Cristian que venían de haber llevado a Santi al zoológico. 

—Enana. -Me miro Ana.- Estas ... Diferente... -Me miro de arriba abajo.- Vos... 

—Yo... -Interrumpi.- 

—No, olvídate nada. -Sonrió y se dirigió a mi viejo y a pato que venían entrando, estábamos todos o les daba la sorpresa de mi estado de una vez o les digo a la noche con todos juntos, aún no se como les voy a decir... 

—¡Hermanita! -Sonrió- ya nos llamo Peter, esta noche parece que hay reunión familiar, ¿no? 

—Si, igual no se de que es. Quiero que vayan. -Sonreí- ¿saben de que se trata ustedes? -Mi madre miro cómplice a mi Padre y sonreí. Claramente sabían. 

La tarde paso rápido. Entre las risas de estar en familia y Ana queriendo decirme algo sin animarse la pasamos bastante bien. Había recibió un mensaje de Euge puteandome por irme y no despertarlas, se veían tan cansadas que no me anime. 

—Bueno , creo que me voy a casa a cambiarme. ¿nos vemos en lo de Peter? -Pregunte y como si hubiera hecho alguna especie de chiste se rieron. Mi madre me tomo de la muñeca y me guió hasta mi ex-habitación. —¿Que se supone que hacemos aquí? -Rei para que no se oyera tan descortez. 

—Pues, como sabrás aquí todavía tienes ropa y tenemos órdenes de irnos todos juntos. -Sonrió mi vieja y salió de la habitación. 

—Seguro conseguirás algo para esta noche. 
-Cerro la puerta mi hermana dejándome sola en aquella habitación. 

Bueno, supongo que algo tengo que conseguir aquí... 

Le dije a la soledad de la habitación. Habían tantas cosas viejas que recordé porque me made sola en primero lugar. NO TENÍA NADA DE ESPACIO. Ahora por suerte tengo un lindo Closet donde está todo organizado. Conseguí entre la ropa vieja un vestido color crema, hace mucho no lo veía, ¿Me pregunto si me quedara aún? No tengo mucho de estar embarazada y siento que ya no me queda nada. Me reí entre mi y salí con aquel vestido que me daba a las piernas, más arriba de las rodillas, unos tacos blancos de mi mama y el cabello suelto de lado. Algo de maquillaje y estaba lista.

—Si tuvieras 15 años te diría que no vas a salir así. -Dijo mi viejo al mirarme.—Estas hermosa. 

—Gracias, Pa. -Lo abrace para encerrar aquel momento en uno que recuerde para siempre. —¿Listos? 

—Listos. -Respondió mi mama. Hasta Santino estaba perfectamente arreglado. Ya casi era la hora y nos encaminábamos en el auto de pato. En todo el camino las miradas complices de mi hermana y mi mama eran tan obvias que solo me reia para no decirles que me estaba dando cuenta de todo. 

Peter estaba haciendo todo esto con mucho protocolo y la verdad es que yo estoy temblando por el hecho que les tengo que anunciar mi embarazo ¿Como demonios van a tomarlo? Las manos me empezaron a sudar y yo seguramente pase de maquillada a Fantasma de lo blanca que me puse en el momento que observe el auto del hermano de Peter y de que Mi hermano iba a estacionar justo detras de el de Peter. 

—Okey. Llegamos. -Se bajo mi vieja, Cristian con Santino mi Hermano y de ultimo mi hermana y yo. 

—Esto no esta bien, -dije entre dientes...

—¿Que? -Pregunto Ana, supongo que algo escucho. 

—Que no me siento bien. -Sonrei para calmar un poco el ambiente y bajo Peter. 

Saludo a todos con mucha euforia, aun creo que nisiquiera me habia visto, es bueno saber que en este momento soy invisible, aunque considerando el hermoso vestido que tengo me gustaria que MI NOVIO se fijara un poquito antes en mi . 

—¡Estas...! -Ni siquiera termino de decir lo que iba a decir, se quedo como tonto observandome de arriba abajo. Tomo mi mano y la apreto fuerte.- ¿Subimos? 

—¿Si me dices que tal estoy? -Lo jale de su brazo hacia mi mientras todos entraban. 

—¿Tengo que decírtelo? -encurvo su sonrisa y me beso- estas hermosa, como siempre... -se acerco a mi oído y susurro- agradece que hay mucha gente en casa, -sentí como me volvió a sonreír en el oído- no duraríamos mucho vestidos... -me dio otro beso y sentí mis mejillas calientes... Claramente me seguía poniendo nerviosa. 

El también estaba bastante lindo, tenía un esmoquin gris con una camisa blanca y un lazo azul. Se veía muy elegante, parecía sacado de una revista PlayBoy, el y yo nos fuimos en un asensor y mi familia en el otro. 

—¿Estas nerviosa? -Dijo mirándome. —tienes las manos frías. -agrego. 

—Un poco de eso ahí. -Le dije. Sonriendo 

—¿Te dije que te amo hoy? -sonreí ante su pregunta.

—No recuerdo -Dije y sonrió. 

—Te amo. -susurro a mi oído y salimos del asensor frente a su casa. 

Su madre me saludo eufórica, estaba emocionada. definitivamente todos sabían que pasaba menos yo. Saludo de Bauti y a sus otros dos hermanos que parecía caerles bien de nuevo. Camine un poco más hacia el balcón y estaban Gaston , Eugenia , Cande y la banda AA que son incondicionales a Peter, también estaba Azul  que aunque mucho no entendía que hacia ahí me sonrió de una manera muy particular así que los salude y nos sentamos todos a comer. 

Entre las risas y los chistes se hizo tarde, Santino ya estaba rendido en el sofá de Peter, Ana estaba un poco pasada con las copas y mis viejos se hicieron muy amigos de mis suegros, que lindo será mi vida si fuera siempre así...

—Bueno, yo quiero hablar. -Se levanto Peter del asiento.

—¿Que haces? -Le dije a Peter mientras permanecía sentada. 

—Tranquila amor. -Miro a todos a su alrededor.- Como todos saben, Lali y yo... Nos amamos. -sonrió tímido al ver la sonrisa dibujada en todos los presentes- sinceramente hay un antes y un después de Lali en mi vida, es la mujer que cambió todo en mi. Desde levantarme tarde y de mal humor hasta levantarme temprano solo para sorprenderla con el desayuno. -volvió a sonreír y definitivamente ya sabía por donde iba todo esto , mis ojos se empezaron aguar poco a poco...—Yo... Te amo Mariana Esposito, por eso hice todo esto... Tu familia y la mía , nuestros amigos... Son testigos del amor tan grande que te tengo. Que nos tenemos. -Una lágrima rodó por mi mejilla y una sonrisa se me escapó.- por eso, hoy frente a ustedes, a usted señor Carlos y señora María José, quiero pedirle la mano de Lali, si ella acepta claro.-Su mirada rápidamente se dirigió a mi. Mis viejos me miraron y sentí todas las miradas a mi alrededor. 

De pronto Peter corrió la silla y se arrodilló sacando un estuche de su bolsillo. —¿Te quieres casar conmigo? -Sonrió nervioso , mire a todos alrededor y sólo asentí con la cabeza. 

—Acepto. -sonríe de nuevo y junto a mi el también sonrió, coloco en mi dedo el anillo de compromiso y se levanto para alzarme en brazos y besarme. Todos se acercaron a felicitarnos , pero ahora era mi turno de hablar.

—Antes del brindis... -Tome la mano de Peter. - quiero anunciarles algo yo también, Algo... -mire a Peter y a Eugenia al mismo tiempo.- de lo que me entere hace nada... -sonríe y Peter cambio su gesto completamente.

—No me asustes La, ¿Que pasa? -Dijo mientras todos aguardaban a la notica. Eugenia no se aguanto así que grito: Dale Lalo, dile...

—Bueno, emmm... -sonreí- no es fácil Che, para... -sonríe de nuevo.- Estoy.... -mire a todos y cada uno de los que estaba ahí , me miraban ansiosos, simplemente las palabras no me salían, no era fácil...- ¡Estoy embarazada! 

Mis viejos, los papas de Peter , hermanos amigos todos se acercaron abrazarnos y Peter se quedo petrificado... Aún no caía en la notica.

—Dale boludo, reacciona! -Grio Euge. 

Peter me tomo de la cintura y me abrazo... Sus manos pasaron a mis mejillas para separarse de mi y me dijo: ¡Te amo, Gracias! Volvió a rodear mi cintura con sus brazos y comenzamos con el brindis... 

Parecía que todo marchaba bien , solo espero que las cosas sigan así.

Continuara...

¡¡Hola!!

Ya no queda nada, espero les gusté el capítulo. Ayer comente en ask que no iba a escribir más acerca de Laliter, por eso espero que hayan disfrutado aunque sea un poquito de lo que hemos delirado juntos durante este tiempo, son lo más enserio no hay palabras para agradecerles que estén ahí porque si algo nos quedaba de Lali y Peter eran las novelas jaja bueno, espero les gusté el cap y comenten<3 saludos allyouneedista